Automóviles Sánchez, Concesionario Oficial Volkswagen en A Coruña y Carballo (E. Fuentes)

Ofertas de posventa.

Este verano disfruta de tu coche sin imprevistos ni complicaciones

Este verano disfruta de tu coche sin imprevistos ni complicaciones

Es imprescindible una puesta a punto del coche de cara al verano ¿Por qué? Muy fácil, simplemente porque lo utilizamos con más frecuencia (salimos más al campo, a la playa…), nuestros desplazamientos son más largos con motivo de las vacaciones y el vehículo está sometido a los efectos de temperaturas ambientales más altas.

Si pasas por nuestras instalaciones para hacer un chequeo preventivo de verano gratuito, nos aseguraremos de que disfrutes de tu coche sin complicaciones ni averías o imprevistos. No esperes a última hora y pide ya tu cita de taller.

Estos son algunos de los aspectos fundamentales a tener en cuenta en esta época:

MOTOR

Los motores introducen aire en los cilindros para quemar el combustible. A temperatura elevada, el aire tiene menos oxígeno y la mezcla no se quema con tanta facilidad, de tal modo que el rendimiento del motor decae. En estas circunstancias, si llevamos el filtro del aire del motor sucio o las bujías con demasiados kilómetros, el déficit de rendimiento será aún mayor.

El sistema de refrigeración, que sirve para que el motor no traspase la temperatura habitual a la que funciona (85-95ºC), entra más a menudo en funcionamiento en verano, sobre todo cuando se circula baja velocidad. Al dispararse con más frecuencia el electroventilador, baja el rendimiento del motor y, pese a que esto no  puede evitarse, es conveniente sustituir el líquido refrigerante cada cuatro años y vigilar su nivel periódicamente. Paralelamente, hay que asegurarse de que el circuito de refrigeración no tiene fugas y está limpio de incrustaciones y residuos. Todas estas medidas ayudarán a prevenir un calentón inesperado.

NEUMÁTICOS

En verano, los neumáticos sufren temperaturas más altas, especialmente cuando circulamos a velocidad. Si vamos con la presión demasiado baja, la banda de rodadura se calentará más aún y eso puede acortar hasta un 15% la vida de los neumáticos. Por eso, es fundamental revisar la presión, sobre todo antes de iniciar un viaje largo.

FRENOS

Las pastillas de freno rozan contra el disco al frenar y esto genera calor, efecto que se intensifica en verano cuando las temperaturas son más altas. Además, el calor ambiental dificulta su refrigeración. En este contexto, es más probable un sobrecalentamiento de los frenos. Tu vehículo frenará menos, se acorta la vida del líquido de frenos y los discos pueden deformarse. Se recomienda, en las pendientes prolongadas, llevar marchas cortas para frenar menos y evitar la conducción agresiva. Y por supuesto realizar un correcto chequeo preventivo.

CLIMATIZACIÓN

También es necesaria la puesta a punto del aire acondicionado o sistema de climatización, para asegurarnos de que no falle y disfrutemos de un viaje confortable.

Tenemos que comprobar si hace falta recargar el gas refrigerante, que enfría el vehículo mediante un circuito de compresión.

NIVELES

Los líquidos pueden evaporarse debido al calor por eso hay que comprobar los niveles (aceite, líquido de frenos, agua del limpiaparabrisas...) y cerciorarse de que están en los márgenes correctos.